User menu

Las 'start-up' catalanas atraen a los fondos de capital riesgo

2015 se cerró con 534 millones de euros de inversión de 'venture capital' en toda España, un 86% más que en el año anterior

Las start-up con sede en Catalunya lograron levantar 326 millones de inversión en 2015.

El capital riesgo ya considera el ecosistema de las start-up en España lo suficiente maduro para apostar por él. Año tras año, las rondas en las que ha participado el venture capital han ido creciendo, y 2015 se cerró con 534 millones de euros de inversión, según la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), un 86% más que en 2014, especialmente en capital extranjero, y se pasó de los 286,8 millones de 2014 a los 534 millones de 2015; mientras que la aportación de los fondos de capital riesgo internacionales aumentó más de un 150%, hasta los 388 millones.
En total, fueron 125 los fondos nacionales e internacionales que realizaron 464 inversiones en 342 empresas distintas, sobre todo catalanas. Porque el estudio indica que las start-up con sede en Catalunya lograron levantar 326 millones, un 85% más que en el ejercicio anterior y el 61% de todo el dinero captado en el país.
Por otro lado, el valor de la inversión también ha ido creciendo en estos últimos años, y en 2015 se situó en los 2,26 millones de euros por operación, frente a los 1,35 millones de euros que registraban en 2014. Y eso es por la participación de los fondos internacionales, que apostaron de una manera decidida por las empresas catalanas: el número de operaciones pasó en un año de 26 a 38, y la media de capital invertido se situó en 7,29 millones de euros por operación, según ASCRI.

Las 'start-up' con sede en Catalunya se llevaron el año pasado 6 de cada 10 € invertidos en innovación en España, tanto de fondos nacionales como internacionales

No hay duda de que Barcelona, que tira de la inversión, está considerada uno de los hubs tecnológicos más importantes del sur de Europa y uno de los referentes a nivel europeo, con el apoyo de Barcelona Tech City, la asociación que reúne a 330 empresas del sector, y otros organismos e instituciones que ya hace tiempo que vieron en el sector de la tecnología una oportunidad. Porque el tecnológico es el que acapara más inversión, con un 95% de los recursos invertidos. Además, de las 1.597 operaciones registradas, Catalunya y Madrid concentraron el 60% del total.

UN 83% MÁS DE INVERSIÓN DE 2014 A 2015
Entre los fondos extranjeros más activos están Apax Partners, Oaktree Capital, The Carlyle Group, Portobello Capital, PAI Partners, Cerberus Capital o Corpfin Capital, relata ASCRI en su informe, que, entre sus perspectivas de futuro, apunta un porvenir optimista para el sector de las start-up, con más y mejores rondas y nuevos proyectos disruptivos que atraerán, de nuevo, a los fondos de capital riesgo. Porque la inversión de venture capital seguirá creciendo no solo gracias a la presencia de fondos extranjeros cada vez más numerosos, sino por la capacidad de los nacionales de crecer e incrementar su nivel de inversión en el futuro, según el estudio.
En número globales, en 2015, las start-up españolas recibieron 659,4 millones de euros, un 83% más que en 2014, de los diferentes agentes del sector: incubadoras o aceleradoras, redes de business angels, plataformas de crowdfunding y fondos de venture capital nacionales e internacionales. Además, las entidades públicas apoyaron más de la mitad de las inversiones, y las gestoras de venture capital nacionales y extranjeras concentraron el 81% del volumen invertido. En este sentido, en la inversión en primeras etapas, el estudio de ASCRI destacó el dinamismo de los inversores, tanto desde las incubadoras y aceleradoras como por parte de los business angels.