User menu

Emanuele Scalera country manager de Weber-Stephen Ibérica

“Damos a conocer una manera de cocinar diferente”

Desde que en 1952 George Stephen tuvo la idea de ponerle tapa a su barbacoa y revolucionará una forma de cocinar que hasta entonces se limitaba a la clásica parrilla abierta, Weber-Stephen, la compañía que creó para poner en el mercado sus primeras barbacoas de carbón, ha seguido evolucionando en este producto y en la difusión de su uso con cursos de cocina y accesorios para todos los gustos.

¿Cómo ha influido Weber-Stephen en la cocina con barbacoa?
Weber-Stephen nació en 1952 con una barbacoa de carbón y hoy es una multinacional con sede en Chicago. Fuimos los primeros en poner tapa a la barbacoa, y desde entonces la hemos mejorado y hemos creado la de gas y la eléctrica, además de accesorios para que el usuario tenga con Weber todo lo que necesita. Poco a poco la marca se ha ido expandiendo desde Estados Unidos a todo el mundo, y hoy prácticamente cubre todo el globo. A España llegó en 2000 con un importador, y fue creciendo en el mercado hasta que en 2005 creó su propia filial con sede en Sant Cugat del Vallés. Hasta 2013 fueron unos años bastante planos en actividad, por la crisis y porque no había una verdadera cultura de barbacoa con tapa. En 2013 cambiamos nuestra política local, fue casi como una refundación, y ahora estamos creciendo alrededor de un 30% anual y somos líderes del mercado.

¿Dónde se pueden encontrar sus barbacoas?
Estamos en todos los canales de venta, desde la gran distribución al canal tradicional, tiendas de jardín, ferretería, tiendas de muebles... Ayudamos y acompañamos a todos los clientes que quieren vender nuestro producto. Tenemos predilección por los puntos de venta donde la marca está más valorada gracias a una presentación cuidada del producto , a un asesoramiento del consumidor....

¿Qué diferencia sus barbacoas?
El primer elemento que nos diferencia de nuestros competidores es la calidad. Nos dedicamos exclusivamente a fabricar y distribuir barbacoas, todos nuestros productos están garantizados por diez años, y tenemos repuestos hasta el último día de garantía y más allá, porque nosotros producimos las piezas. Por otro lado, al tener filial en España, tenemos una atención al cliente y al consumidor final que nuestros competidores no tienen. Somos muy rápidos en el suministro, y el diseño y la durabilidad también son valores añadidos.

¿Qué se debe tener en cuenta para elegir una barbacoa?
El consejo es siempre elegir la que más se adapta a tus necesidades. Parece fácil, pero muchas veces la gente se compra una barbacoa y luego apenas la usa porque es demasiado grande, o pequeña, o usa una fuente de energía que no es la que necesita. Tenemos el libro La biblia de la barbacoa, y una sección en la web sobre "cómo elegir tu primera barbacoa". Hay una serie de preguntas y en función de las respuestas, te dice cuál es la mejor para ti. Las hay para todos los bolsillos y todas las necesidades, todas con la misma garantía y el mismo servicio.

¿Qué argumentos de venta usan con el consumidor final?
Hemos comenzado una campaña de educación para trabajar el concepto. Nuestra idea no es solo vender barbacoas sino también transmitir las ganas de hacer algo con los amigos y la familia, un estilo de vida. Hemos abierto dos escuelas de cocina, que llamamos Weber Grill Academy, en Valencia y Calella, y junto a los cursos que se pueden hacer en los puntos de venta y con cocineros que trabajan con nosotros por toda España, damos a conocer una manera de cocinar diferente, y esto ayuda a cambiar la mentalidad de la gente, y como consecuencia después a vender barbacoas.