User menu

Pentrilo: innovación al servicio del pintor profesional

El origen de Pentrilo hay que buscarlo en 1953, cuando la empresa iniciaba su actividad fabricando rodillos de lana para pintar barcos en el puerto de Barcelona. Más de 60 años después, Pentrilo es un fabricante de herramientas de pintura líder en España y Portugal, referente en la aportación de soluciones prácticas que facilitan el trabajo de pintar y mejoran los acabados.

Desde aquellos primeros rodillos de lana a su actual portfolio, que reúne el más amplio conjunto de soluciones para pintar (rodillos, brochas, alargadores, cubetas, cintas de protección…), Pentrilo lleva más de seis décadas fabricando herramientas de pintura, orientadas principalmente al segmento profesional. 

La empresa, que como todas las auxiliares de la construcción ha sufrido el bache de la crisis, volvía en 2015 a la senda del crecimiento, facturando ese año ya por encima del ejercicio de 2007 y registrando actualmente un 15% de aumento en su facturación con respecto al anterior. La realidad a día de hoy es que sus productos se comercializan con éxito en 50 países, principalmente de América Latina, Norte de África-Magreb y Oriente Medio, produciendo en Roquetes (Tarragona) y en Tánger (Marruecos), y manteniendo sus instalaciones en Sant Joan Despí (Barcelona)

 

Novedades que ayudan a pintar mejor

“Si Pentrilo ha llegado a convertirse en lo que es hoy es gracias a su continuado enfoque hacia la innovación”, asegura Emmanuel Marié, Director General de la compañía. Una innovación que, según nos explica, “nace siempre del profundo conocimiento de las necesidades del pintor profesional, con el que organizamos formaciones en todo el mundo para saber cómo deben mejorar las herramientas que utilizan. A partir de ahí, son los ingenieros industriales  de la compañía quienes se ponen manos a la obra para desarrollar nuevos productos e implementar innovaciones en los existentes, siempre en base a la información recibida en esos encuentros”.

Fruto de esos esfuerzos de I+D+I, y claros ejemplos de esa vocación de la compañía por aportar soluciones prácticas que aúnan sencillez e ingenio, Pentrilo ha lanzado al mercado un Mini Rodillo Recortador, que permite pintar y recortar esquinas y techos de una manera rápida, limpia y sencilla; un Mini Rodillo Especial Verjas, una herramienta con una empuñadura doble que abraza los barrotes dejando una capa uniforme con la que poder pintar fácilmente; la manopla de velcro Manovel, para lijar de una manera cómoda cualquier superficie; y un rodillo para pintar techos de uralita de manera muy rápida y sencilla, producto que está teniendo gran éxito en América Latina. También ha aportado solución Pentrilo a una de las necesidades más requeridas de los pintores, diseñando las Paletinas Trimateria, unas brochas con colgador integrado que permite que descansen en la cubeta sin que se deformen sus fibras, y de las que destacan sus fibras destinadas cada una a un tipo de aplicación, siendo ideales para pinturas plásticas y esmaltes al agua.

 

La estrategia del binomio

Trabajando de la mano de los fabricantes de pintura, el departamento técnico de Pentrilo determina lo que la marca denomina ‘binomios’, esto es, definir la herramienta óptima para cada tipo de pintura, de forma que gracias a ese binomio se consiga mejorar la acción de pintar en cuatro aspectos fundamentales: el acabado, el rendimiento, la cubrición y el salpicado. “La clave para que el acabado sea perfecto –asegura el director de la compañía- es la compatibilidad entre la pintura, la superficie y la herramienta. Si alguno de estos aspectos falla, el resultado no será el deseado. Por eso en Pentrilo estudiamos los binomios perfectos para mejorar el rendimiento y la cubrición, consiguiendo al mismo tiempo un acabado perfecto”

 

Futuro

Empresa de vocación muy industrial, Pentrilo va a seguir enfocada en esa dirección. Por eso, de cara al futuro la empresa ha invertido y va a seguir invirtiendo en maquinaria que le permita mejorar su capacidad productiva (este año han triplicado su capacidad de fabricación de brochería) y fabricar un mayor número de referencias de forma integral en sus instalaciones, con planes de alcanzar el 80% en los próximos 4 años. Más allá del ámbito puramente industrial, los objetivos estratégicos de la compañía pasan por seguir potenciando la exportación.