User menu

Dr. José Mª Serra Mestre, Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

Conseguir el escote deseado y sin cicatrices es posible

El aspecto de los senos es una cuestión que preocupa a las mujeres. Someterse a un aumento de pecho es una decisión que debe ser bien pensada por la paciente, a la vez que consensuada con el especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Es importante que la paciente disponga de toda la información posible, antes de someterse a la intervención, así como de todas las técnicas disponibles al respecto.

El Dr. Serra Mestre es autor de novedosas técnicas de aumento mamario y remodelación del escote que han sido publicadas en la revista de mayor prestigio de Cirugía Plástica: la revista de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica (PRS Journal), además de ser seleccionado como Hot Topic.

 

Técnica de aumento mamario con endoscopia sin cicatrices

Con la técnica de aumento mamario con endoscopia sin cicatrices se obtienen los mismos resultados, pero haciendo una pequeña incisión en el pliegue natural más alto de la axila, por lo que la cicatriz queda escondida e imperceptible.

Lo que más valora la paciente al someterse a un aumento mamario es la obtención de una buena forma, con correcta simetría entre ambas mamas y, a ser posible, sin cicatrices visibles en el pecho. Esta técnica permite obtener buenos resultados y lo más importante: sin las típicas cicatrices visibles en la aréola o el surco submamario, al quedar la cicatriz escondida en uno de los pliegues de la axila.

Mediante esta técnica se coloca el implante en el plano subfascial o submuscular con una incisión horizontal en el pliegue más elevado de la axila, quedando la cicatriz disimulada, al camuflarse con el pliegue natural de la axila.

La endoscopia es la técnica fundamental para obtener buenos resultados y evitar complicaciones. Se realiza el bolsillo adecuándolo al tamaño de la prótesis seleccionada, controlándolo mediante endoscopia para que la prótesis no se gire ni desplace. Si se realiza a ciegas, sin endoscopia, es difícil controlar la disección que se realiza para poner el implante. En cambio, con la endoscopia se consigue mucha precisión, así como hacer una muy buena hemostasia (detención de una posible hemorragia), ya que permite ver exactamente en todo momento el procedimiento que se está haciendo.

Asimismo, cuando se realiza el abordaje por la axila no se toca el tejido de la glándula mamaria, no se altera la lactancia ni la sensibilidad. Desde la axila se puede acceder directamente debajo (o encima) del músculo, sin necesidad de alterar la mama. Incluso en caso de mamas tuberosas, que son aquellas que no se han desarrollado correctamente en los cuadrantes inferiores, se puede realizar. En un artículo publicado en la revista Aesthetic Plastic Surgery Journal explicamos una técnica que permite expandir la mama y realizar un aumento mamario sin necesidad de cicatrices en la aréola, que es el centro óptico de la mama, ni tampoco en el surco submamario.

Respecto al tipo de prótesis, es importante entender las expectativas de la paciente para seleccionar el implante correcto. Nosotros empleamos simuladores y medidores para que la paciente pueda saber qué resultados pueden obtener. En la mayoría de casos utilizamos implantes anatómicos o en forma de lágrima, ya que, especialmente en pacientes delgadas, nos permiten obtener un aumento con forma más natural.

 

Novedosa técnica de remodelación del escote con grasa

La técnica de remodelación del escote con grasa permite mejorar la forma y contorno del pecho pero también lograr simetría y reducir la distancia en mamas muy separadas.

Juntar las mamas o corregir asimetrías son dos problemas con los que nos encontramos frecuentemente en consulta. Hasta hoy esto se podía mejorar pero no del todo, ya que la anatomía de cada paciente, en muchos casos, limitaba al cirujano la capacidad de alcanzar los objetivos deseados. Esta técnica es el complemento perfecto, ya que permite corregir dichos problemas sin inconveniente, mejorando mucho los resultados.

La técnica consiste en realizar una pequeña liposucción para obtener grasa, que luego tratamos y nos sirve para remodelar la zona del escote. Esta técnica de lipofilling, que ya veníamos empleando en casos de reconstrucción mamaria, la aplicamos como complemento a gran parte de las pacientes en casos de aumento, elevación y/o reducción de mamas.

Se realiza la remodelación del escote en el mismo momento de la cirugía, pero incluso también en pacientes que acuden a consulta ya operadas, que quieren mejorar los resultados en casos de asimetrías, o porque ven demasiada separación entre ambas mamas. También es una técnica de gran utilidad en mujeres delgadas en que las prótesis se notan demasiado, ya que al rellenar alrededor de la prótesis con grasa de la propia paciente mejoramos el contorno, obteniendo resultados muy naturales.

 

Dr. José Mª Serra Mestre

Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

Instituto de Cirugía Estética Dr. Serra Mestre en Hospital Quirón Barcelona.

Profesor Colaborador Universidad Internacional de Cataluña

www.cirugiaestetica.org

www.medicina-estetica.es

Instagram: @drserramestre

Tel. 934 167 217

NRS E08051990