User menu

Mónica Gregori, Responsable de L’Obrador dels 15

“Apostamos por un pan con valor añadido, un pan nutricional y diferente”

Desde que la familia Gregori inició el proyecto L’Obrador dels 15, éste se ha convertido en una de las referencias barcelonesas en el mundo del pan artesano. Hablamos con su responsable Mónica Gregori, para conocer el secreto de su éxito.

 

¿Cuándo iniciaron el proyecto de L’Obrador dels 15?

En octubre del año 2012 decidimos crear un nuevo proyecto, en el que nos reinventamos, proyectando lo que habíamos aprendido del pasado y añadiendo un toque de creatividad e innovación. Con un legado de 4 generaciones dedicada al mundo del pan, estábamos en un momento en el que el mercado nos exigía un cambio para poder ofrecer una propuesta diferente. Evolución es revolución.

¿De qué manera?

Apostando por ofrecer un pan con valor añadido, basado en la customización, potenciando por encima de todo el aporte nutricional. Pasamos de tener por objetivo grandes producciones, mucha maquinaria y poca variedad, a todo lo contrario. Ahora elaboramos diariamente y de manera artesanal más de 35 tipos de masa en pequeñísimas cantidades. Ofreciendo una amplia gama de panes nutricionales aptos para cada tipo de necesidad y organismo: energéticos, con fibra, con bajo índice de gluten...

  • Seguimos trabajando día a día, esforzándonos en buscar la excelencia en todos los sentidos, para que nuestros clientes disfruten de una amplia variedad de pan y pastelería elaborada artesanalmente, nutritiva y beneficiosa para el organismo”

¿En qué consisten los panes nutricionales?

Se trata de buscar formulaciones que aporten el máximo de valor nutricional, combinando distintos cereales, semillas, especies, algas y frutos secos. Para ello partimos de harinas de primera calidad molturadas en molinos de piedra (poco refinadas) y de grano entero, es decir, que incorporan el germen de trigo, que es lo que aporta el valor nutricional al pan. Todas las recetas las enriquecemos con masa madre propia, sin ningún tipo de aditivo. Cada masa la dejamos fermentar durante largos periodos de reposo que van de 18 a 24 horas. Formamos cada pieza de pan a mano y cocemos en horno de suela de piedra. Y lo más importante de todo, mucho amor y pasión por este oficio.

¿Dónde reside el valor añadido de los panes nutricionales?

Además del aporte nutricional y el sabor, si encuentras el cereal que mejor sintetiza tu metabolismo, te permitirá regular tu organismo y tener la energía y vitalidad que requiere tu día a día, sin complementos vitamínicos de ningún tipo. Para conseguir esto invertimos grandes esfuerzos en investigación y formación constante, para tener la capacidad de poder utilizar prácticamente cualquier tipo de cereales, desde la espelta al centeno, pasando por el maíz, la quinoa, el sarraceno, el teff u otros que presentan complejidad en su uso, pero con los que hemos logrado productos sabrosos y de calidad, como el monococum o el kamut.

¿Cuáles son los retos de futuro de L’Obrador dels 15?

Seguir trabajando día a día, esforzándonos en buscar la excelencia en todos los sentidos, para que nuestros clientes disfruten de una amplia variedad de pan y pastelería elaborada artesanalmente, nutritiva y beneficiosa para el organismo. Nos gusta lo que hacemos y queremos que todo el mundo aprecie las cualidades de un buen pan. Cada vez somos más los que sentimos respeto y amor por el pan.