User menu

Restaurante Iradier

Un edén en Barcelona

La luz entra por todos los rincones y la naturaleza está muy presente en el Restaurante Iradier, ubicado en el barcelonés barrio de Sarrià. Un señorial palacete del siglo XIX alberga este espacio gastronómico que se ha convertido, sin duda, en una auténtica oda a los sabores más puros y a los mejores productos venidos de todas las orillas del Mediterráneo.

 

Entrar en el Restaurante Iradier es sentirse como en casa. El ambiente nos arropa desde el primer momento, y sentimos la calidez de los materiales nobles, la cromática de la naturaleza y la luz mediterránea, cóctel creado por la interiorista Sandra Tarruella.

Para descubrir este oasis de tranquilidad en plena urbe, visitamos la Calle de las Escoles Pies, 105. Dentro del recinto del actual gimnasio Club Metropolitan Iradier, ocupando la planta baja al completo, nos adentrados en el Restaurante Iradier. Cualquier persona, sea socio o no del gimnasio, puede desayunar, comer o cenar en este local, que abre sus puertas de la mañana a la noche. 

Los productos de temporada tienen una presencia protagonista en la propuesta gastronómica del Iradier, que recala en todas las orillas del Mediterráneo para traernos los sabores más representativos de cada una de ellas. En Iradier encontramos productos que mantienen la esencia de su origen, conservan todo su sabor y, además, cuidan de nuestra salud. El atento servicio del equipo humano que forma este restaurante, completan la ecuación del éxito.

 

Un lenguaje gastronómico

Además, en el Restaurante Iradier la gastronomía es la excusa perfecta para construir un lenguaje que permita conversar a nuestros sentidos. Se trata de ir un paso más allá, aportar algo nuevo a cada uno de los platos. Ejemplo de ello son los eventos gastronómicos que se organizan en el Iradier. A través de la gastronomía, viajamos hacia otras artes como el cine, de ahí el homenaje que realizaron a la trilogía 'Tres colores (Azul, Blanco y Rojo)', de Kieslowski.

Si el tiempo acompaña, te recomendamos desayunar, comer o cenar en la terraza-jardín del Iradier, donde la desconexión está garantizada. No te pierdas su steak tartar; la ensalada de quinoa negra con burrata, pistacho, eneldo y vinagreta de limón; o el pidé (coca fina) de temporada con queso scamorza affumicata y producto de temporada. Aunque la carta del Iradier está viva, y cada poco nos sorprenden con novedades.

 

Este video es parte de una trilogía gastronómica basada en la obra cinematográfica de K. Kieslowski.

 

Instagram: @iradierbarcelona