User menu

Sr. Daniel Córcoles, Gerente de Ok Static Solutions S.L.

 

“La electrostática aumenta los niveles de producción en la industria”

La electrostática estudia las cargas eléctricas en equilibrio. Esta definición, seguramente, no nos diga mucho, pero si pensamos en el cabello electrizado al ser cepillado o en el efecto que se produce al separar las bolsas de basura empaquetadas en rodillo, podemos empezar a entenderlo mejor. La electrostática (electricidad estática) no se ve, ni tampoco se toca, pero puede ser determinante en la industria. de producción en la industria”

 

¿Cómo podemos explicar de qué forma puede influir la electrostática en la industria?

Todos hemos tenido alguna experiencia con la electrostática, por ejemplo, al entrar en el coche y sentir una sensación de picor, o al cepillarnos el cabello y notar que se electriza. Sin embargo, lo que pocos saben es que la electrostática es una energía que, en ocasiones, es incluso más potente que la gravedad. Depende de muchos factores externos aleatorios, y aunque no es determinante en nuestro día a día, es en la industria cuando realmente se manifiesta, especialmente al trabajar con materias plásticas. El problema lo encontramos cuando surge en la industria y no se comprende lo que ocurre, pudiendo disminuir drásticamente la producción y/o afectar a la seguridad de la fábrica.

En ese momento de incertidumbre es cuando el equipo de OK Static entra en juego…

Así es. El trabajo de OK Static, junto a la firma líder Meech que distribuimos en exclusiva para España y Portugal, es tratar de hacer entender a los industriales qué les está pasando para darles una solución efectiva. Aunque contamos con más de 1.000 referencias, no solo vendemos sistemas, solucionamos sus problemas gracias a una concienzuda labor previa de asesoramiento y a los productos de Meech, la marca líder en el sector.

¿Cuesta mucho que los industriales relacionen la solución a su problema con un sistema electrostático?

Muchas veces no entienden qué es lo que está pasando, lo que puede suponerles un auténtico problema. Por explicarlo de forma sencilla; sería como si usted y yo saliésemos un día a navegar y nuestro barco quedase varado en la arena con marea baja. Si desconocemos que estas mareas tienen relación con fenómenos astronómicos, dedicaríamos esfuerzos ingentes a mover nuestro barco mar adentro; pero, si alguien nos dijera que transcurridas unas horas podríamos volver a navegar cuando suba la marea, la solución que encontraríamos sería mucho más sencilla…

Con la electrostática en la industria ocurre algo parecido. Cada máquina es un mundo, pero nosotros tratamos de entender “las mareas” que afectan a cada una de ellas para dar con la mejor solución, no solo en cuanto al sistema electrostático a utilizar, sino también respecto al lugar en el que situarlo, aspecto sumamente importante.

Una vez el cliente entiende lo que está pasando y confía en la solución que le proponen, ¿qué ventajas puede obtener?

Será capaz de entender el problema real que tiene su máquina, podrá aumentar sus niveles de producción y solucionar problemas de seguridad que tenga en planta. Sin duda, la electrostática aumenta significativamente los niveles de producción de la industria. Por poner un ejemplo real: un impresor de bobinas de film ha logrado aumentar su velocidad de producción de 120 m/min a 400 m/min incorporando los sistemas electrostáticos que distribuimos.