User menu

Francisco Prats, Director general de INDUSTRIAS DE ÓPTICA PRATS, S.L.

“Nuestro porfolio ya está organizado por usos de visión, no por tipo de producto”

INDUSTRIAS DE ÓPTICA PRATS, S.L. celebra este año su 50 aniversario, una fecha importante para esta compañía centrada en mejorar la salud visual de las personas. Años de investigación y de colaboración con los profesionales de la oftalmología han llevado a PRATS a un posicionamiento de marca consolidada en el sector de la óptica oftálmica.

 

Antes de nada Sr. Prats, felicidades por alcanzar esta cifra importante, 50 años.  Es tiempo de hacer balance… ¿Cómo empezó todo y dónde están ahora, las expectativas se han visto cumplidas con creces?

Nos situamos alrededor de 1927 en el Mas de las Matas, provincia de Teruel. PRATS nació gracias al empeño de mi abuelo por iniciar su andadura en el terreno de la industria, ya que pensaba que sería más estable que el negocio familiar de aquella época, el del melocotón, que está sujeto al clima, las plagas, la estacionalidad, ya que por aquel entonces no teníamos   melocotones todo el año, así que se necesitaba otra actividad complementaria.  Su visión de futuro y, lo que hoy llamaríamos emprendimiento, le llevó a instalar un taller de óptica oftálmica. Visto dónde hemos llegado con esos orígenes diría que sí, que las expectativas se han superado de forma excelente.

¿Qué pilares fundamentales han hecho que Grupo Prats adquiera el actual posicionamiento como fabricante de lentes oftálmicas?

Sin duda, nuestra apuesta por aplicar la tecnología en la fabricación y el cálculo de las lentes oftálmicas. No hace apenas tanto, e incluso hoy en día, muchas empresas fabricantes del sector siguen fabricando con un alto porcentaje de procesos manuales.

En PRATS hace ya 25 años que iniciamos un proceso de automatización en todos nuestros procesos productivos lo que nos ha permitido fabricar nuestros productos con un alto nivel de calidad y fiabilidad y, a su vez, contener los costes de producción, hecho que nos ha permitido seguir siendo competitivos.

También fuimos el primer fabricante que se posicionó claramente por crear un programa de pedidos online para que el óptico pudiera enviarnos el pedido directamente desde su ordenador. Creamos el primer Amazon de la óptica, para el óptico profesional, cuando los ordenadores todavía conectaban con un modem por línea telefónica analógica.

Esa unión entre pedidos online y fabricación robotizada hace que PRATS tenga un reconocimiento de empresa líder en el sector.

Sin duda, la tecnología ha ayudado mucho al desarrollo de nuevos productos… ¿Cuál es la última aportación en ese sentido?

Los desarrollos son constantes cuando estás produciendo un producto tecnológico. Después de conseguir diseñar y fabricar lentes personalizadas para cada usuario, ahora estamos entrando en una fase de especialización de la lente según el tipo de uso de visión que esa persona va a dar a su gafa. Un usuario que está 8 horas sentado frente al ordenador no tiene las mismas necesidades visuales que una persona que está 8 horas sentada al volante de un coche. Estamos creando diseños de lentes que, aparte de ser personalizados, contemplan el tipo de uso que el usuario va a dar a sus lentes para proporcionarle el máximo rendimiento óptico en ese uso concreto.

¿Hasta dónde llegan los productos de Grupo Prats? ¿Ha habido un salto al mercado internacional?

Hace ya 30 años dimos el salto a Portugal, instalando un laboratorio en Lisboa y precisamente no hace ni un mes que lo hemos trasladado a unas nuevas instalaciones que son la envidia del resto del grupo.

Estamos viviendo ahora un claro avance en nuestro proceso de expansión internacional que retomamos hace 6 años debido a la última crisis en la que nos vimos inmersos. No hay nada como una buena crisis para reinventarte. Hemos abierto una delegación en Bogotá (Colombia) y actualmente estamos consolidando nuestras exportaciones en el mercado  centro y sudamericano y abriendo nuevos mercados en la zona europea.

¿Las lentes progresivas son el producto en el que están haciendo más avances?

De hecho las lentes progresivas son el producto de más valor en el sector de las lentes oftálmicas, por lo que es natural que en las lentes progresivas se concentren los más altos niveles de desarrollo. También es cierto que muchos de estos desarrollos se aplican en otro tipo de lentes como las monofocales.

¿Cuáles son los principales problemas que presentan las lentes progresivas y que el  Grupo Prats ha conseguido subsanar gracias a su tecnología?

Cualquier usuario de lentes progresivas que esté leyendo esta entrevista sabrá de qué le hablo si le menciono la palabra “adaptación”. Las lentes progresivas concentran 3 distancias de visión en una sola lente: visión de lejos, intermedia y cerca. Todo un reto en cuanto a diseño de producto. Desde siempre se ha asumido que el usuario debe “adaptarse” a mirar por las distintas zonas de forma apropiada, cuando no lo hace es cuando se observa visión borrosa o incomodidad visual en según qué actividades, por ejemplo, al bajar una escalera o frente al ordenador.

En PRATS hemos observado que gran parte de esos problemas de adaptación pueden solventarse adaptando el diseño de la lente a las características morfológicas de la persona e incluso de la montura que ha elegido, o al uso de visión, como he comentado antes. Gracias a adaptar el diseño de la lente conseguimos que la persona no tenga que realizar apenas esfuerzo para adaptarse. La mejor recompensa se da cuando un usuario prueba nuestras lentes por primera vez y ve perfectamente. Eso nos indica que nosotros hemos adaptado nuestro producto a la persona, y no al revés.

¿En qué consiste la gama de lentes progresivas Vimax Special Edition?

Es nuestra gama de producto de más alto valor añadido, donde concentramos todos nuestros desarrollos tecnológicos para ofrecer al usuario el máximo rendimiento y confort visual.

¿Cuál es portafolio global de productos que ofrecen actualmente?

Si me hubiera hecho esa pregunta hace unos años le diría que nuestro portfolio ofrece lentes progresivas, monofocales y bifocales.

Ahora nuestro porfolio ya está organizado por usos de visión, no por tipo de producto. En eso también fuimos el primer fabricante que se atrevió a organizar su portfolio de productos según el tipo de uso que el usuario iba a dar a sus lentes. Actualmente nuestra oferta de lentes se clasifica en lentes para uso “universal”, uso” work”, uso “drive”, uso “sport”, uso “clinical”,… Hasta ahí hemos llegado con nuestro nivel de especialización.

¿Vimax es la marca bajo la que distribuyen todos sus productos o están trabajando con otras marcas también?

VIMAX es nuestra marca de lentes progresivas, por lo tanto, la del producto de más valor añadido y en la que concentramos nuestros esfuerzos de marketing. Pero evidentemente disponemos de  otros tipos de productos y marcas, como las lentes monofocales Neo y Evolta que cubren el nicho de deporte incluso en elevadas potencias.

Para finalizar, Sr. Prats, ¿después de estos 50 años y después de haber recibido numerosos premios del sector, ¿cuáles son los próximos retos que se propone la compañía?

El reto es seguir, el día a día, trabajar constantemente y con acierto para que transcurridos otros 50 años podamos seguir diciendo que PRATS está a la vanguardia en el sector de la fabricación de lentes oftálmicas.