User menu

Palau-solità i Plegamans suma nuevos polígonos para captar empresas

Con el nombre “Palau Avança”, el Ajuntament de Palau-solità i Plegamans inició en 1996 un proyecto para fortalecer el tejido industrial y empresarial, captar nuevas empresas y aumentar la oferta laboral. Actualmente, en este municipio de menos de 15.000 habitantes funcionan a pleno rendimiento 4 polígonos industriales a los que, próximamente, se sumarán 3 más.

Teresa Padrós, alcaldesa, y Laura Navarro, concejala de Empresa y Ocupación del Ajuntament de Palau-solità i Plegamans. FOTO: D. CANO - AJUNTAMENT DE PALAU-SOLITÀ I PLEGAMANS

El municipio cuenta con un total de 584 empresas. El 22,4 % forman parte del sector industrial, un 9,2% son empresas relacionadas con la construcción, el 68% servicios y un 0,4% forman parte del sector primario-energético. La mayor parte de las industrias instaladas en Palau-solità i Plegamans se dedican al sector del metal; en segundo lugar, las empresas químicas, extrusión e inyección de plástico y fabricación y reparación de maquinaria, industria alimentaria, industria de la madera y el mueble y artes gráficas, entre otras.

Palau-solità i Plegamans ostenta la presidencia de la Associació de Municipis de l’Eix Riera de Caldes (AMERC), una organización que defiende los intereses comunes de los municipios y busca soluciones para todo el tejido empresarial de los 6 municipios que la componen.

Teresa Padrós, alcaldesa del municipio, afirma que todos los proyectos que se llevan a cabo desde el servicio de promoción económica del ayuntamiento, a través de AMERC y con el apoyo de la Generalitat de Catalunya y de la Diputación de Barcelona, “van encaminados a dinamizar el territorio, a favorecer sinergias en el tejido industrial empresarial, de manera que todas las empresas que se establecen en nuestros polígonos industriales puedan beneficiarse de proyectos logísticos, asesoramiento, red Reempresa, etc.”
 

Planes para potenciar la actividad empresarial

Desde el año 2015, en Palau-solità i Plegamans se está aplicando un nuevo POUM, Plan de Ordenación Urbanístico Municipal. La concejala de Empresa i Ocupació, Laura Navarro, asegura que “ha permitido abrir nuevas expectativas para la instalación en nuestro municipio de empresas e industrias, y próximamente se ampliará la zona industrial con 3 nuevos polígonos.” 

El municipio cuenta con 4 polígonos de actividad económica urbanizados: Can Cortés (80.255 m²), Can Burguès (55.618 m²), Palau Industrial (44.924 m²) y Riera de Caldes (1.124.088 m²), en el que se han iniciado las primeras actuaciones para crear 7 zonas de aparcamiento. A éstos se sumarán 3 polígonos más: Can Valls (230.085 m²) y Polígon Llevant (243.417 m²), con espacio para futuras empresas, y Can Planes (95.275 m²) destinado a oficinas, hotel, aparcamientos y servicio a las empresas. Ninguno de estos polígonos invade la población, todos se ubican a las afueras de la zona urbana.

Palau-solità i Plegamans es un municipio del Vallès Occidental con 14.457 habitantes, situado a 35 km del puerto de Barcelona, a 53 km del aeropuerto del Prat, a 20 km del aeropuerto de Sabadell, a 2 km del CIM Vallès y con acceso rápido a las vías de comunicación terrestre: AP-7, C-17, C-33, C-59 y a las terminales de transporte de mercancías de La Llagosta y Granollers.

Ventajas fiscales

Palau-solità i Plegamans apuesta por facilitar el establecimiento de las empresas en el municipio. El IAE (Impuesto de Actividades Económicas) es muy inferior a la media de la comarca del Vallès. Por lo que respecta al IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), el tipo impositivo es de 0,5, sólo una décima por encima del mínimo exigible. Además, la concejala de Empresa i Ocupació, Laura Navarro, señala que “el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) se bonifica por la implementación de energías renovables, por el fomento de la ocupación y por la construcción de viviendas de protección oficial.“

Otro de los aspectos que el gobierno local ha querido facilitar “es la agilización de todos los trámites administrativos empresariales, como los permisos o licitaciones, mediante un solo interlocutor”, señala Laura Navarro.